Un día por el Ombligo del mundo ¿Qué ver y hacer en tan solo 4 horas?

Cusco nos ofrece una amplia gama de atractivos turísticos, que a veces debido a lo apretado de nuestro itinerario quedamos con la sensación de que no hemos visto todo o por lo menos lo mas destacado. Más allá de nuestra visita a la maravilla del mundo Machu Picchu vale la pena hacernos un tiempo para visitar la ciudad de Cusco, siendo una de las mejores opciones tomar el city tour o paseo por la ciudad y sus principales atractivos.

Este paseo por lo general inicia en la tarde entre 1:00 y 2:00 pm, el primer lugar a visitar será la imponente Catedral del Cusco, lugar que alberga cientos de lienzos de la escuela cusqueña, objetos de oro y plata así como también esculturas de santos cristianos entre los que destaca un cristo moreno con facciones claramente andinas, el Señor de los Temblores o “Taytacha de los Temblores” como le llaman los cusqueños, esta imagen fue nombrada como santo protector de la ciudad desde el año 1650 fecha en la que según la tradición calmo uno de los terremotos más devastadores para la ciudad.

Luego nos dirigimos al Coricancha o Recinto de Oro (en castellano), era el templo principal de la ciudad del Cusco, Según las crónicas sus muros y pasadizos estaban cubiertos con planchas de oro y plata lo que despertó la codicia de los españoles que saquearon todo el lugar a su llegada al Cusco.

Durante nuestra visita podremos apreciar muros incas perfectamente labrados y colocados uno sobre otro que dan la impresión de ser una sola pieza. Los incas conocían varias técnicas para lograr que sus trabajos sean tan perfectos, fruto del conocimiento adquirido de culturas anteriores a ellos. Dentro del Coricancha actualmente podrás observar un grupo de piedras que nos dan testimonio de cómo se trabajaba la roca y como es que se unían una con otra.  También podremos ver los recintos de veneración a la Quilla (luna), las estrellas y al "tambor solar" o templo del Sol,  lugar es donde se veneraba al Inti (sol).

Cuando llegaron los españoles establecieron aquí la iglesia de Santo Domingo y su convento del cual podrás visitar una pinacoteca en donde hay lienzos de la escuela cusqueña y varias esculturas de vírgenes y santos católicos, entre los que resalta la Virgen del Rosario cuya particularidad es que lleva un choclo (maíz) en sus manos, lo cual le da una connotación andina al ser relacionada con “Mama Sara” que es uno de los productos más venerados en los andes. El costo para entrar a este museo es de S/ 10.00 y lo pueden comprar en la puerta de ingreso.

Finalizada esta visita se aborda el bus para dirigirnos hacia Sacsayhuaman que está fuera de la ciudad. En el trayecto pasaremos por la plaza de San Cristóbal desde donde se tiene una vista panorámica de la Plaza de Armas de Cusco. Sacsayhuaman fue un lugar de veneración como el Coricancha en la época inca, según algunos incluso hasta más importante que este último.

En Sacsayhuaman existían lugares donde se rendían culto al rayo y  al arcoíris que eran también deidades andinas importantes. El nombre original de este lugar se ha perdido en el tiempo ya que el nombre actual de “Sacsayhuaman” viene desde la masacre de los españoles contra las fuerzas de Manco Inca y la resistencia andina por recuperar la ciudad del Cusco. Los cronistas indican que fue tal la masacre que quedaron cientos de cadáveres tirados en la pampa que las aves de rapiña descendieron a comerselos, de allí la traducción de Sacsa (saciado) y Huamán (Halcón). Actualmente solo se puede apreciar las ruinas de este importante lugar ya que las piedras fueron utilizadas para la construcción de las iglesias del Cusco incluyendo la Catedral.

El siguiente lugar a visitar está a tan solo unos metros, Qenqo (laberinto) ya que se asemeja a un pequeño laberinto en donde se puede apreciar cámaras subterráneas y figuras en forma de zigzag labradas en la roca. Se cree que fue un centro de adoración al agua, aunque también se presume que fue el último lugar de descanso del Inca Pachacuteq.

El paseo continuará hacia Puca Pucara (Fortaleza roja) que es un centro arqueológico de carácter militar y administrativo. En este lugar se llevaba a cabo en época inca la ceremonia del Warachicuy (ceremonia de graduación inca) del cual actualmente se hace una representación el mes de Setiembre en Sacsayhuaman. Puka Pukara también servía como punto de control para las personas que venían del valle Sagrado y deseaban ingresar a la ciudad sagrada de Cusco.

A tan solo unos pasos de Puca Pucara se encuentra Tambomachay que es el último centro arqueologico  que visitaremos durante este tour. Este lugar fue  claramente un lugar de veneración al agua, se observa el gran trabajo en ingeniería hidráulica de los incas ya que cuenta con dos fuentes de agua perfectamente labradas por donde corre el agua de las lagunas cercanas. Se dice que en época inca en este lugar las personas que deseaban ingresar al Cusco debían primero realizar una ceremonia de limpieza del cuerpo y del alma con ayuda de las aguas que existen en el lugar.

Finalizada la visita a Tambomachay, se retorna al Cusco no sin antes hacer una parada en las tiendas de artesanos para poder comprar algunos recuerdos. Debes tener en cuenta que para visitar los 4 últimos centros arqueológicos necesitarás comprar el Boleto Turístico.

Este paseo lo podemos realizar por cuenta propia; pero considerando el costo y tiempo que nos  tomará tomar un colectivo para ir a cada lugar es mucho mas convenientes contratar el tour con una agencia. 

Inca World Perú  te ofrece este tour con los mejores precios, transporte turístico  y un guía especializado incluidos, para tener una mejor experiencia inolvidable en nuestra visita al Ombligo del Mundo.

Inca World Perú
24 Noviembre 2016

Inca World Peru

Artículos Relacionados

QUIERES VIAJAR A BOLIVIA?

Visita Inca World Bolivia

Ofrecemos experiencias fantásticas en La Paz, Uyuni, Coroico y más